El Caso Google ¿aplicar la doctrina del Fair Use en España?

En anteriores publicaciones ya hemos abordado la doctrina del fair use así como sus fundamentos y limitaciones. También adelantamos el concepto y la aplicación del Four Step System y como la casuística del case by case basis implica que, aun encontrándonos ante casos similares, la respuesta de los Tribunales puede disentir por completo.

Bien, si rememoramos lo que anotábamos en el artículo titulado “La doctrina del Fair Use”, esta doctrina aplica en aquellos sistemas que se desarrollaron a partir de la familia del Common Law y, por tanto, difieren de los sistemas jurídicos europeos actuales cuya procedencia radica en la familia del Derecho Romano-Germánico (aunque también se suele referir a esta familia como Derecho Continental).

¿Quiere esto decir que este tipo de limitaciones no se dan dentro del Derecho Comunitario, por ejemplo? ¿Sucede esto también en nuestro ordenamiento jurídico nacional?

MARCO NORMATIVO EUROPEO

La Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información (en adelante DDASI) en su artículo 5 contiene un amplio análisis de las condiciones que han de cumplirse para la apreciación de excepciones y limitaciones que los Estados miembros podrán establecer respecto de los derechos de reproducción (art. 2 DDASI), de comunicación al público de las obras (art. 3 DDASI) y de distribución (art. 4 DDASI).

A modo de ejemplo, según el art. 5.3 de la DDASI, los Estados miembros podrán establecer excepciones o limitaciones a los derechos de reproducción y de comunicación al público de las obras cuando:

  • El uso tenga únicamente por objeto la ilustración con fines educativos o de investigación científica, siempre que, salvo en los casos en que resulte imposible, se indique la fuente, con inclusión del nombre del autor, y en la medida en que esté justificado por la finalidad no comercial perseguida. (arg. ex art. 5.3, letra a) DDASI)
  • Cuando se trate de citas con fines de crítica o reseña, siempre y cuando éstas se refieran a una obra o prestación que se haya puesto legalmente a disposición del público, se indique, salvo en los casos en que resulte imposible, la fuente, con inclusión del nombre del autor, y que se haga buen uso de ellas, y en la medida en que lo exija el objetivo específico perseguido. (arg. ex art. 5.3, letra d) DDASI)

El art. 5.5 de la citada Directiva también incorpora un límite a los límites, valga la redundancia. Así, las excepciones contempladas en el artículo 5, apartados 1, 2, 3 y 4 se aplicarán en casos concretos siempre y cuando no entren en conflicto con la explotación normal de la obra o prestación y no perjudiquen injustificadamente los intereses legítimos del titular del derecho.

En estos mismos términos el Considerando (44) de la Directiva delimita la extensión de las limitaciones previstas en el artículo 5 respecto de los derechos de los autores sobre la explotación de sus obras, incluyendo, asimismo, una posible interpretación más restrictiva de las excepciones en lo que refiere a la protección de los derechos de autor. La Directiva, ya en 2001, incorporaba un mecanismo de revisión de estas excepciones frente a posibles utilizaciones de obras protegidas por medios tecnológicos.

MARCO NORMATIVO ESPAÑOL

Si nos trasladamos al ordenamiento jurídico nacional, la Ley de Propiedad Intelectual[1] (en adelante LPI) se encarga en sus artículos 31 y siguientes de lo que refiere como “límites”. Pero estos límites, al igual que como se ha apuntado en el apartado anterior, actúan sobre los derechos de explotación reconocidos al autor y comprendidos entre los artículos 17 a 21 de este mismo cuerpo legal.

Ello no obsta para que, dentro de la LPI se contemplen otros regímenes de límites aplicables a determinadas obras, como pudieran ser aquellos previstos en el artículo 88 de la LPI respecto de obras cinematográficas y demás obras que se integren en la categoría de audiovisuales (en los términos suscritos por el art. 86 LPI). Lo mismo ocurriría con las previsiones del artículo 100 LPI en materia de programas de ordenador y los límites a la propiedad intelectual y medidas tecnológicas contempladas en el artículo 197 LPI en sede de protección de las medidas tecnológicas y de la información para la gestión de derechos.

Llegados a este punto, y atendiendo al catálogo numerus clausus que prevé la LPI en sus arts. 31 y ss., resulta de especial interés detenernos un segundo en el art. 40 bis de esta misma norma. El artículo en cuestión viene a establecer lo siguiente:

“Los artículos del presente capítulo no podrán interpretarse de manera tal que permitan su aplicación de forma que causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor o que vayan en detrimento de la explotación normal de las obras a que se refieran.”

La adición de este artículo a la LPI trae causa en la Directiva 96/9/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 1996, sobre la protección jurídica de las bases de datos, y viene a introducir la “regla de los tres pasos[2] contemplada en el artículo 9.2 del Convenio de Berna.

LA SENTENCIA DEL CASO GOOGLE EN ESPAÑA

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 17 de septiembre de 2008 (SAP B 8198/2008, Rec. 92/2006), también conocida como la Sentencia del Caso Google,  que venía a resolver sobre una posible afección de los derechos de propiedad intelectual de un particular por parte de Google Spain, S.A. y su sistema de incorporación de una copia de cada página web integrada en su buscador en la “memoria caché” del mismo.

Fundamento Jurídico Primero.-La demanda añade que la demandada efectúa y mantiene en sus archivos una copia de las páginas de Internet que visita y utiliza tal información con el fin de prestar sus servicios, sin autorización de los titulares de las páginas Web. En concreto, la demanda afirma que Google confecciona con retales de distintas páginas Web una página que presenta como propia en la que inserta publicidad.”

En paralelo con lo analizado hasta ahora, la resolución de la Audiencia Provincial entra a valorar, ya en su Fundamento Jurídico Cuarto, la relación entre el catálogo de limites contemplados en los artículos 31 y ss. de la LPI respecto del contenido del art. 40 bis del mismo cuerpo legal.

La Audiencia se manifiesta en los siguientes términos:

“En primer lugar, el art. 40 bis) TRLPI, introducido por la Ley 5/1998, de 6 de marzo , de incorporación de la Directiva 96/9 /CE sobre bases de datos, dispone que los artículos sobre límites (art. 31 y ss LPI ) «no podrán interpretarse de manera tal que causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor o que vayan en detrimento de la explotación normal de las obras a que se refieran». Este precepto, que originariamente pretendía ser un criterio hermenéutico de los límites legales tipificados previamente, puede dar lugar a que, por vía interpretativa, nos cuestionemos los límites de estos derechos más allá de la literalidad de los preceptos que los regulan, positiva y negativamente, en este caso los derechos de reproducción y de puesta a disposición (comunicación).”

La interpretación que la Audiencia Provincial realizó respecto del art. 40 bis de la Ley de Propiedad Intelectual puede entenderse como unas traslación del espíritu de la doctrina del Fair Use estadounidense a nuestro ordenamiento pero, lejos de ser esto posible, esta misma interpretación supuso identificar un nuevo límite. Cuestión sonada, sobre todo en el sector de la doctrina, que se pronunció en apoyo del contenido de la resolución pero no respecto de la aplicación del contenido del artículo 40 bis de la LPI.

Y es que, como ya comentamos en la publicación anterior – La doctrina del Fair Use – la naturaleza del Fair Use radica en la limitación excepcional a la protección emanada del copyright sobre los derechos reconocidos al autor o al titular legítimo de los derechos sobre la obra. Es, a fin de cuentas, un límite que se aplica en función de un análisis previo del Four Step System para, en último término, habilitar ese uso legítimo.[3]

Por el contrario, la naturaleza del artículo 40 bis de la LPI no radica en la existencia de un límite “auxiliar” a los contemplados en los artículos 31 y ss. de la LPI sino que, como se apuntó por grandes especialistas, como Andy Ramos[4],  este precepto no es sino un mecanismo de interpretación de los límites tasados en la LPI – estos son, los artículos 31 y ss. de la LPI.

CONCLUSIÓN

La lectura de la SAP de Barcelona 8198/2008 es tremendamente interesante, no sólo por la interpretación tan interesante que hace de la doctrina del Fair Use sino también por cómo estudia la aplicación de los preceptos de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (en adelante LSSI) en el caso de almacenamiento caché por parte de los servicios de búsqueda de Google. Además, en lo que respecta al estudio de la doctrina del Fair Use y su aplicación en el marco jurídico nacional, podemos concluir las siguientes claves:

  • El desarrollo normativo de la doctrina del Fair Use, contemplada en la Copyright Act estadounidense, no resulta de aplicación en el marco europeo. Ello no significa que las Directivas europeas en esta materia no contemplen límites a determinados derechos reconocidos a los autores.

  • En el ordenamiento jurídico nacional, la LPI contempla un catálogo numerus clausus de límites a determinados derechos reconocidos a los autores en sus artículos 31 y siguientes.

  • El artículo 40 bis de la LPI no es una “reformulación” de un nuevo límite sino que incorpora la “regla de los tres pasos” del artículo 9.2 del Convenio de Berna que permite hacer una interpretación y adecuación de los límites ya delimitados por la norma.


WEB-GRAFÍA:

Solana, D., “El Asunto Google y la “regla de los tres pasos en nuestra Ley de Propiedad Intelectual”, publicado en Cremades y Calvosotelo, de 30 de diciembre de 2008. Recuperado de: https://www.cremadescalvosotelo.com/sites/default/files/211-20081230_el_asunto_google.pdf

Ramos, A., “SENTENCIA HISTÓRICA PARA GOOGLE EN ESPAÑA, EN LA QUE SE APLICA EL “FAIR USE”, publicado en Inter Iuris, de 28 de octubre de 2008. Recuperado de: http://www.interiuris.com/blog/sentencia-historica-para-google-en-espana-en-la-que-se-apela-al-fair-use/

FUENTES NORMATIVAS:

– Convenio de Berna para la protección de las obras literarias y artísticas (enmendado el 28 de septiembre de 1979).

– Directiva 96/9/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 1996, sobre la protección jurídica de las bases de datos.

– Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información.

– Real Decreto Legislativo 1/996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia.

– Ley 5/1998, de 6 de marzo, de incorporación al Derecho español de la Directiva 96/9/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 1996, sobre la protección jurídica de las bases de datos.


[1] Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.

[2] El artículo 9.2 del Convenio de Berna, encargado de normar el derecho de reproducción reconocido a los autores de obras literarias y artísticas, contemplaba la reserva en favor de los Estados miembros de la Unión Europea para el desarrollo de excepciones aplicables a los derechos reconocidos a los legítimos autores de la obra.

Así, y del tenor literal del ya referido artículo, cabe identificar tres criterios interpretativos para la identificación de estos límites o excepciones. Estos criterios son: (I.) Que la excepción y/o limitación de los derechos venga definidos por la Ley de forma taxativa, (II.) que la reproducción no atente contra la explotación normal de la obra y (III.) que tampoco cause un perjuicio injustificado de los legítimos intereses del autor de la obra.

[3] L. Ray Patterson, Understanding Fair Use, 55 Law and Contemporary Problems 249-266 (Spring 1992), recuperado de https://scholarship.law.duke.edu/lcp/vol55/iss2/13

[4] Ramos, A., “SENTENCIA HISTÓRICA PARA GOOGLE EN ESPAÑA, EN LA QUE SE APLICA EL “FAIR USE”, publicado en Inter Iuris, de 28 de octubre de 2008. Recuperado de: http://www.interiuris.com/blog/sentencia-historica-para-google-en-espana-en-la-que-se-apela-al-fair-use/

Share this content: