¿Qué es la prima de riesgo y por qué no debería descontrolarse?

La economía mundial no pasa precisamente por su mejor momento. Elementos como la inflación, la elevada deuda pública, el euribor y todas las derivadas de la invasión rusa en Ucrania complicarán la situación en Europa. Sin embargo, otro indicador puede condicionar gran parte de los focos en los próximos meses: se trata de la prima de riesgo. ¿Quieres saber qué es y qué peligros conlleva? Pues sigue leyendo Lato Sensu en esta ventana a la economía.

La prima de riesgo es la diferencia de interés que un país tiene que pagar cuando acude a los mercados a financiarse, en comparación con otro país más solvente que actúa como referencia. En el caso de España y la Unión Europea; la referencia es siempre Alemania, considerada la economía más estable. Para calcular la prima de riesgo de cualquier Estado de la UE, se toma el diferencial entre el bono a 10 años del país requerido y su equivalente alemana.

Cuanto más alto sea este índice, más riesgo de impago de deuda tiene un país. Debido a esto, los inversores pueden obtener un retorno de intereses más altos, como contraposición al riesgo tomado. Tomemos un ejemplo práctico:

Alemania paga el 1% de interés y otro país europeo lo hace por un 2%. Por tanto, la prima de riesgo sería de 100 puntos básicos (1%). Cada punto básico equivale al 0,01%.

También puede aplicarse al mundo de las empresa, midiendo así el valor adicional o ‘prima’ que pagan por financiarse. Como referencia, se tomarían las empresas más sólidas del sector interesado. Al fin y al cabo, la prima de riesgo es un valor que proporciona una visión más real de la rentabilidad y los inconvenientes de cualquier inversión en un determinado país.

Pasado y situación actual en Europa

Alemania lógicamente es la referencia y a 27 de abril de 2022, los valores en Europa son los siguientes: Grecia (223), Noruega (190), Italia (177), Portugal (104), Reino Unido (103) y España (99). No son valores excesivamente elevados, especialmente si se comparan con la anterior crisis de 2008.

Foto: Datos Macro | Evolución de la prima de riesgo española 2004-2022

Durante la Gran Recesión (2008-2014), el año 2012 fue el más nocivo para este índice: llegó a superar los 3.000 puntos en una Grecia que fue rescatada (lo que implica diferencias del 30% de interés en bonos a 10 años), los 1.500 en Portugal, alcanzó 636 puntos en España y más de 500 en Portugal. La situación de estos países les granjeó el calificativo de dudoso honor ‘PIGS’, que significa cerdos en inglés. El sur de Europa nunca ha brillado por su ortodoxia económica, algo que cabrea especialmente al norte.

¿Cuál puede ser el futuro? Nadie tiene una varita mágica, pero cabe prever aumentos en el precio de los bonos. En nuestro país, el interés del bono ha escalado desde el 0,4% hasta el 1,8% en tan solo un año. Además, la deuda pública alcanzó el 118,4% del PIB en 2021, siendo el cuarto más endeudado de la UE según Eurostat. A más deuda pública, más dificultad para pagarla y más desconfianza en los acreedores, que pedirán más intereses por asumir el riesgo de comprarla. Los próximos meses, especialmente si Putin continúa la guerra, serán cruciales.

Share this content: