Adhesión inmediata de Ucrania a la UE: algunos aspectos jurídicos

En medio del conflicto bélico que enfrenta a Ucrania con Rusia y tras la imposición de severas sanciones impuestas a esta última por parte de la comunidad internacional, el día 28 de febrero de 2022, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky ha solicitado formalmente el ingreso inmediato de Ucrania en la UE mediante una tramitación exprés.

No obstante, sin perjuicio de la expecionalidad de los tiempos en los que se solicita, no ha de olvidarse que la adhesión de un Estado a la UE está sujeta a una serie de normas concretas.

Así, indica el artículo 49 del Tratado de la Unión Europea que

«Cualquier Estado europeo que respete los valores mencionados en el artículo 2 y se comprometa a
promoverlos podrá solicitar el ingreso como miembro en la Unión. Se informará de esta solicitud al
Parlamento Europeo y a los Parlamentos nacionales. El Estado solicitante dirigirá su solicitud al
Consejo, que se pronunciará por unanimidad después de haber consultado a la Comisión y previa
aprobación del Parlamento Europeo, el cual se pronunciará por mayoría de los miembros que lo
componen. Se tendrán en cuenta los criterios de elegibilidad acordados por el Consejo Europeo. (…)»

Del contenido de ese artículo se observa que: por un lado, el Estado debe respetar los principios recogidos en el art. 2 TUE; a saber: «(…) respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías (...)»; y, por otro lado, ha de reunir una serie de criterios de elegibilidad, denominados como «criterios de Copenhague«, que consisten, a grosso modo, en:

  1. La existencia de instituciones estables que garanticen los principios del art. 2 TUE.
  2. Una economía de mercado en funcionamiento y la capacidad de hacer frente a la presión competitiva y las fuerzas del mercado dentro de la UE.
  3. La capacidad para asumir las obligaciones que se derivan de la adhesión, incluida la capacidad para poner en práctica de manera eficaz las normas, estándares y políticas que forman el «acervo comunitario», y aceptar los objetivos de la unión política, económica y monetaria.

Igualmente, en lo que aquí interesa, el art. 49 TUE establece el procedimiento para la adhesión, cuyos pasos podríamos resumir de la siguiente manera:

  • Solicitud de adhesión como miembro de la UE dirigida al Consejo e informada al Parlamento Europeo y a los parlamentos nacionales de cada Estado miembro.
  • Aprobación de la solicitud por mayoría del Parlamento Europeo.
  • Previa consulta con la Comisión y aprobación unánime por parte del Consejo.

Precisamente, la intención del Ejecutivo ucraniano consiste en acelerar el anterior procedimiento lo más rápido posible. No obstante, si bien es cierto que no existe un plazo determinado relativo a la adhesión de un Estado a la UE, dicho proceso toma un tiempo considerable.

Así, más allá de los posibles problemas que pudiera suscitar el cumplimiento por parte de Ucrania de los principios del art. 2 TUE y los criterios de Copenhague, las negociaciones entre la UE y el Estado en cuestión suelen demorarse varios años.

  • Primeramente, el país debe adquirir el estatus de «país candidato» en base de un dictamen elaborado por la Comisión Europea a raíz de su solicitud de adhesión a la UE; valorándose el cumplimiento de los «criterios de Copenhague» e iniciándose las propias negociaciones de adhesión una vez se tome una decisión unánime en el Consejo. En este sentido, Ucrania ha firmado un acuerdo de asociación con la UE pero todavía no posee el estatus de país candidato -cuestión que, al momento de redactarse este artículo, se está tratando ahora mismo en el Parlamento Europeo-.
  • Ya posteriormente se iniciaría el proceso de adaptación de la legislación nacional al conjunto de las normas comunitarias.
  • Una vez finalizado todo, se produciría la propia adhesión a la UE.

Para poner de manifiesto la lentitud de la adhesión, sírvanse los ejemplos de Estonia y de los actuales países candidatos.

  • La ex-república soviética Estonia solicitó su adhesión a la UE en noviembre de 1995, iniciándose las negociaciones en diciembre de 1997 y formalizándose su adhesión el 1 de mayo de 2004.
  • Algunos países actualmente candidatos a adherirse a la UE, como Serbia, solicitaron su adhesión en diciembre de 2009, iniciándose las negociaciones de adhesión en 2014, que sigue vigentes a día de hoy.

En definitiva, se observa que la adhesión inmediata de Ucrania a la UE no está exenta de óbices procedimentales que dificultan la inmediatez del proceso. Todo ello sin perjuicio de las excepcionales circunstancias en las que se produce la solicitud, el apoyo de ciertos Estados miembros de la UE a la inmediata adhesión de Ucrania a la UE, así como la predisposición de algunos dirigentes europeos favorables a tal adhesión; circunstancias que podrían dar lugar a una excepción a la regla general.

 

Share this content: